Sin duda alguna, las claves de una vida saludable están en una dieta balanceada que contenga todos los nutrientes necesarios para el día a día.

La vitamina B12 es conocida por tener un papel crucial en la energía y la producción de glóbulos rojos, por lo que está especialmente indicada para aquellos que sufren de anemia. Esta vitamina ayuda al crecimiento y combate el envejecimiento, y a menudo se utiliza para aumentar el metabolismo, de forma que podemos consumir altas dosis de vitamina B12 para adelgazar –siempre y cuando sigamos también una dieta y hagamos ejercicio–.

También es importante a la hora de producir neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, que se encuentra en niveles bajos en personas con depresión, por lo que la vitamina B12 puede ser utilizada para mejorar los síntomas.

Y no solo eso, la vitamina B12 se encarga de la mielina, un material graso que cubre los nervios y que ayuda a transmitir mejor los impulsos eléctricos entre las células nerviosas del cuerpo. De esta forma, no solo tendremos un cuerpo sano, sino también una mente con una mayor capacidad mental y una correcta estabilidad emocional.