HACER PASTA FRESCA NO ES TAN COMPLICADO

raviolis rellenos de trucha ahumada

Ingredientes para 1/2 kilo de pasta

1/2 kilo de harina corriente y 3 huevos grandes. Además tendremos a mano más harina.

Hacemos un volcán con la harina y cascamos los huevos dentro. Amasamos poco a poco mezclando primero con la punta de los dedos y después con toda la mano. Hay que hacerlo con energía, que quede bien ligado todo. Obtendremos una masa ligeramente dura y se tiene que despegar de las manos. Si nos queda muy seca añadimos un poco de agua y si esta húmeda un poco de harina.

Dejamos reposar la masa para que la proteína se desarrolle y coja cuerpo. El tiempo es de una media hora tapada con film.

Después dividimos en varias bolas la masa y con un rodillo la alisamos ligeramente, lo suficiente para pasarla por los rodillos de la máquina de hacer pasta. Si no cuentas con la máquina, debes seguir alisando hasta que esté lo suficientemente fina como para que se levante y «vuele» si soplas por debajo de la pasta.

Para hacer los raviolis, coge trozos desmenuzados de trucha ahumada y colócalos separados de manera uniforme para después cubrirlos, cortarlos dando la forma cuadrada y sellarlos con las puntas de un tenedor.

pasta fresca rellena de trucha ahumada

Cocemos entonces la pasta fresca rellena de trucha ahumada en abundante agua con sal para que suelten la harina que llevan adherida y que puedan cocer libremente. El tiempo vendrá determinado por el grosor de la pasta. Desde los 2 hasta los 5 o 6 minutos incluso.

Ingredientes para la salsa

1 cebolla blanca, una pizca de ajo en polvo, albahaca fresca al gusto y 250 ml de crema de leche.

Para la salsa, añade aceite de oliva en una sartén grande, sofríe la cebolla picada finamente y cuando esté pochada, incorpora la crema de leche, remover bien, salpimentar, echar trocitos de albahaca al gusto e incorporar finalmente la pasta escurrida y mezclar uniformemente.

Una vez emplatados los raviolis, rallar queso parmesano y acompañar con un buen vino blanco.