UNA PIZZA LIGERA PERO MUY SABROSA

pizza de trucha ahumada

Para esta receta necesitarás los siguientes ingredientes.

300 gr. de Harina de fuerza
200gr. de agua
1 cucharadita de sal
1 sobre de levadura
15 gr. de Aceite de oliva

Cebolla picada
Crema de leche
Sal y pimiento
Rúgula
Trucha ahumada

LA MASA

Para hacer la masa, primero mezclamos la harina con la sal y la levadura granulada en un recipiente amplio. Haz un volcán en el centro y añade el agua templada, en torno a 37º, y el aceite de oliva.

Remueve bien con un tenedor hasta que quede una masa lisa que se desprenda de las paredes del cuenco. Pasa a una mesa enharinada ligeramente.

Procede al amasado, para que la masa quede elástica y suba bien. Para ello aplasta y estira la masa con la base de la mano derecha, dobla la masa por la mitad y presiona de nuevo con la base de las dos manos. Repite el proceso de forma continuada durante cinco minutos.

Durante el trabajo se espolvorea de vez en cuando un poco de harina en la mesa de trabajo y en las manos, para que no se pegue mucho, pero siempre en pequeñas cantidades para no endurecer mucho la masa.

Pasa la masa, que debe quedar lisa y elástica, a un cuenco amplio ligeramente aceitado. Cubre con film transparente o con un trapo limpio y deja fermentar en sitio cálido durante 30-40 minutos, o hasta que doble su volumen.

Una vez fermentada, pasa a la mesa enharinada y aplasta la masa con los puños suavemente para eliminar el exceso de gas formado en el interior. Corta en dos o tres porciones y estira la masa con rodillo sobre la mesa, hasta que quede fina, máximo unos 3-4 mm. de grosor, dependiendo del resultado final que busquemos.

Sin añadir los ingredientes, hornea a horno muy fuerte, 250º-290º unos 10 minutos, o hasta que quede crujiente y dorada.

LOS INGREDIENTES

En una sartén, sofríe la cebolla blanca picada, añade la sal y la pimienta e incorpora la crema de leche. Resérvalo.

Una vez tu masa esté crujiente y dorada, sácala del horno, esparce la salsa blanca y finalmente añade los trocitos de trucha ahumada y las hojas de rúgula.